jueves, 20 de octubre de 2011

Calaveras para mis maestros.

             Llegó la catrina y  dijo:
maestros de ésta dulzura,
aquel que de la cara dura,
este de mirada inmensa
 ternura que tienen todos,
ganaron su sepultura.

Griselda Lázaro Ocampo.
Plantel Atencingo.
Enfermería general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda que tu mensaje pasa por un proceso de moderación para aparecer publicado.